Lun - Vie
Av. Guardia Civil 482 - 301, San Isidro
informes@milagrodevida.com
(01) 225-1928 / 999 176 623

Blog

Visita nuestro blog y conoce nuestras actividades.
05
Ago

El vínculo entre el futuro bebé y su papá

La etapa maravillosa de la gestación dura 9 meses, los necesarios para desarrollar un vínculo fuerte entre mamá y bebé. Este vínculo se desarrolla día a día conforme crece la barriguita, gracias a saber que dentro de ella crece su bebé, y sentirlo a través de los movimientos y las respuestas que da frente a diferentes estímulos. Todo esto hace que la relación mamá-bebé crezca cada día más y se fortalezca.

Pero… ¿y el papá? ¿cómo vive él esta etapa? ¿cómo se vincula con su bebé?

Hoy en día, es más común que antes ver a papás participando del embarazo y de todas las actividades que se realizan como los controles prenatales, las clases de psicoprofilaxis, las ecografías, y hasta en las compras obligatorias de accesorios y preparativos de la llegada del bebe.

Por ejemplo, en mis clases de preparación para el parto los papás suelen ser muy participativos y preguntan mucho sobre su rol. Hoy, la mayoría de padres están presentes en sala de partos e inclusive en el quirófano si es cesárea. Es una pena que, en muchos hospitales públicos, aun no se de esta facilidad para los padres.  La crianza es también, sin duda, un trabajo compartido y es grato ver que cada vez la participación del papá es mayor. Asimismo, es bueno recordarle a la mamá que la pareja no “ayuda” sino comparte con ella el maravilloso rol de ser padres.

De hecho, aunque no todos lo crean, el hombre también lleva el embarazo. Algunos sienten antojos, otros tienen mucho sueño; sin embargo, en la parte emocional, es donde se nota más cambios. Saber que pronto nacerá esa personita que les cambiara la vida, lo hace replantearse en varios aspectos de su vida. Es común ver que algunos suelen proyectarse hasta en qué universidad estudiará su hijo.

Volviendo al vínculo, tal vez, para el hombre es más difícil desarrollar éste con el bebe. Por lo mismo que no es él quien lleva el embarazo, no siente a su bebe dentro moviéndose. Es decir, no siente de la misma forma que la madre, por eso es muy beneficioso para el vínculo papá-bebe que el papá acuda a las clases de preparación para el parto, a los controles, a las ecografías y participe activamente en todo el embarazo, que esté presente en el parto y comparta la maravilla de la crianza.

Durante el embarazo, es bueno darle una “ayudadita” para fortalecer el vínculo desde el vientre. Por eso, les propongo crear un ritual diario donde el papá se ponga en contacto con su bebé:

  • Hablarle, cantarle o contarle un cuento.
  • Acariciar la pancita imaginando a su bebé.
  • Engreír a la mamá con algo rico de comer.
  • Pasar tiempo junto a la pareja planificando actividades.
  • Bailar lento abrazados.

Todo esto será buenísimo para la mamá y ella lo pasara súper bien y recuerden:

¡Mamá feliz, bebé feliz!

Se sabe que la voz del papá por ser grave, genera un excelente estimulo para el bebé y, luego del nacimiento, recordara esa voz y lo calmara.

También, al acariciar la barriga de forma muy suave, con movimientos lentos y circulares, con pequeños masajes, ¡brindará una sensación placentera para los tres!

Tener este momento cálido y tierno, lo ayudará a estar cerca de su bebé y a sentirse más seguro en su nuevo rol. De la misma manera, reforzará el vínculo afectivo,  lo cual es determinante para su correcto y equilibrado relación de vida en común por siempre.

Con todo esto el papá se ira “preparando psicológicamente” para vivir la experiencia de ser padre.

Finalmente, el papá debe ser el soporte de todo tipo para la pareja y su bebé; ese soporte físico y emocional, para llevar un lindo embarazo, acompañar en el parto y compartir la crianza. Por todo lo dicho, es grato ver lo importante que es el papel que desempeña y que tiene derecho a gozar de su bebe aun desde el vientre.

“El padre, al ofrecer  tranquilidad y seguridad a su pareja, le transmite tranquilidad y seguridad a su bebe”.